Fuente: Diario Vasco

La tecnología permite a los alumnos seguir materias y realizar ejercicios on-line. El sistema supone un apoyo para alumnos que temporalmente no puedan asistir.

La informática avanza a pasos agigantados en todos los campos de la vida, pero la educación es uno de los que se deben encontrar a la vanguardia. Así lo ven los responsables del departamento de Informática del Instituto de Secundaria Uni Eibar-Ermua, que adelantándose al resto ha puesto en marcha una iniciativa llamada . El objetivo es permitir la posibilidad de seguir las clases de forma no presencial. Para ello, desde la web del propio centro los alumnos pueden acceder a los contenidos de las clases, realizar ejercicios, comunicarse con los profesores o incluso actualizar las matrículas.

Moodle es una plataforma basada en software libre que permite albergar ejercicios, apuntes y libros para que los alumnos puedan consultarlos. El objetivo es que todos los alumnos puedan seguir el curso independientemente de las circunstancias que se dan en ciclos formativos. «Tenemos alumnado con diferentes situaciones personales. Algunos están trabajando y desean ampliar sus estudios realizando un ciclo de informática, otros encuentran trabajo mientras están estudiando…» explica Idoia Mugartegi, jefa del departamento de Informática de la Uni.

Ventajas para profesores

Las primeras posibilidades que ofrece el nuevo sistema son claras. «Mediante Moodle, podremos ofrecer la posibilidad de seguir las clases mediante internet a ese alumnado que temporalmente no puede asistir al instituto» indica Mugartegi. Sin embargo, observa también ventajas para los profesores, ya que «nos ayuda a organizar nuestras materias de forma más estructurada».

Las herramientas de este sistema permiten que los alumnos presenten ejercicios y trabajos, y que sus profesores los corrijan y evalúen. Todo ello no requiere la asistencia presencial a clase ya que se realiza a través de internet.

El jefe de estudios de Ciclos, José Camacho recuerda que «como experiencia piloto, teníamos el módulo de Sistemas Telefónicos de Telecomunicaciones. Nos pareció una idea interesante y decidimos abrirlo al departamento de Informática, pero si todo va bien estaría bien abrirlo al Bachillerato y al centro en general. De hecho, creemos que el futuro irá por aquí» señala en torno a unos sistemas de cuya aplicación se habla para estudios universitarios pero que aún no se ha extendido.

Durante este curso se ha iniciado ya la utilización de este sistema en algunas asignaturas cuya implantación se quiere ampliar para el próximo año académico.